Se dice que lo disfrutó poco y fue un regalo personal que el se hizo. Luego fue subastado o vendido por 33.000 euros. Una joya.